21.4.10

Cómo curar las heridas internas que no sangran pero duelen


Hoy me han abierto en canal. 

Han rebuscado entre mis entrañas para sacarme los sapos.
Pero no lo han conseguido.
He mantenido la serenidad y la cerrazón de palabra.
No han logrado hacerme perder los estribos.
No han encontrado la llave de mi corazón.
Se han ido de vacío.
Espero no verlos cerca nunca más.
Se merecen el olvido.

Yo mismo me he cerrado las heridas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario