27.4.11

Arte Contemporáneo en el tanatorio de Zaragoza

El arte tiene muchos lugares comunes en donde poder ser disfrutado con la serenidad que se necesita. En el tanatorio de Zaragoza han vuelto a poner más obras de arte contemporáneo colgado de sus paredes, en donde ya había muy buenos ejemplos desde su inauguración.

Es una manera de entender el papel del arte para tranquilizar, para el sosiego en momento duros y a veces terribles. Posiblemente muchos no vean obras de arte sino decoración necesaria para adornar la transición sin emplear ni la religión ni el oscurantismo. Cambiar de destino puede ser una opción inevitable, lo es, pero también un momento para el sosiego, la paz, la serenidad.

Siempre me ha parecido una decisión muy acertada, que se mantiene y se enriquece hasta convertir sus pasillos y hall en verdaderos lugares para la contemplación y el descanso visual, cuando no para entender la vida y la muerte de una manera más sencilla, despojada de todo lo terrenal y posesivo, de todo lo que en verdad, no sirve más que para ser consumido.

Aplaudo la iniciativa de los gerentes del tanatorio municipal de Zaragoza al que había que solicitar si acaso, algo más de variedad en la elección de los autores, aunque entiendo que la inversión en arte no tiene que figurar en sus partidas más importantes. La images es de José Orús

No hay comentarios:

Publicar un comentario