2.4.12

El fotógrafo Li Wei juega con lo imposible, sorprendiendo

Cuesta entender que este fotógrafo que se llama Li Wei y tiene 37 años, sea capaz de volar en el aire. Él asegura que no emplea Photoshop o programas similares para crear y retocar las imágenes y es muy posible que así sea. En principio crear esa ilusión no sería nada complicado para cualquier diseñador gráfico actual, armado con un Mac y una buena herramienta de retoque fotográfico, pero el fotógrafo Li Wei se declara "anti efectos especiales".

Se declara fotógrafo por encima de todo: "Fui artista de performances y acróbata antes de dedicarme a la fotografía, así que mi trabajo está basado en los elementos de la performance. Esos son los más importantes para mí y no los efectos especiales. Sólo utilizo Photoshop si he de borrar algo de cable que se pueda ver, pero las otras partes son reales. Cuando estoy colgado de un helicóptero a más de 200 metros de altura o en el piso 29 de un rascacielos es todo real", asegura Li Wei.

Para realizar sus obras utiliza elementos como espejos, delgadísimos cables de acero, enormes grúas, andamiajes y efectos ópticos como trampantojos que le permitan no tener que utilizar herramientas digitales para crear la ilusión. "Mi trabajo es una experiencia artística. Todo, la preparación, la realización y no solo el resultado son parte de la obra", explica el fotógrafo. De hecho en Madrid existe un artista callejero que parece flotar en el aire en plena calle, como si tras un resbalón estuviera en el aire a punto de caerse de bruces contra la acera y a un metro de altura; y todo se basa en un efecto sustentado con unos pequeños andamiajes de acero que le sujeten por debajo de su ropa. Con todo, el trabajo de Li Wei es muy bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario