Agua torcida para demostrar la fragilidad


Cuando vi aquella agua torcida enseguida entendí que la fuerza depende del tamaño, y pensé enseguida que aquella agua torcida tenía un sentido mayor que el del aire potente que lograba cambiar su dirección. 

Al caer ella sola siendo delgada era incapaz de caer recta, se doblaba presa del nervio de un aire fuerte que la empujaba hacia fuera.  El aire era más potente que el agua y aquello me hizo preguntarme qué es la potencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario