1.3.13

Puesta de sol en un invierno rojo


Por las noches todo son colores diferentes. Y si surgen fuertes lo son más fuertes, y si puedes observar detalles tenues, lo son más suaves. La noche todo lo agranda, lo débil y suave también.
Era una anochecer en Salou, una puesta de sol entre las montañas de Hospitalet mientras el frío atacaba los rostros de los escasos asistentes a esta gran mesa de colores. Nadie decía nada, solo contemplaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario