4.3.13

Yo solo creo en los actores que son menos importantes que sus personajes, Pepe Sancho, un ejemplo

Cuando muere un actor deja de estar entre nosotros una persona, pero se pierden múltiples personajes y si es un buen actor como José Sancho perdemos la calidad de miradas, gestos, sonrisas, giros, adaptados a cada circunstancia especial de su trabajo.

Pepe Sancho era de esos actores inmensos que saben llenar cualquier trabajo, que sacan de los personajes incluso más que aquello guionizado que se imaginaban los que lo crearon. Los buenos actores son aquellos que nos hacen creer que los personajes existen y que cada uno es distinto al otro.

Personalmente no me gustan los actores que lo hacen muy bien pero siempre repitan el mismo papel con distintos trajes o ambientes. Yo solo creo en aquellos actores que cada vez son distintos, que se dejan apoderar del personaje y lo destripan hasta enseñárnoslo desde un punto de vista vital. Solo creo en los actores que me sorprenden cada vez, presentando una personalidad distinta. Eso era Pepe Sancho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario