23.4.13

Pelusa blanca, dispuesta a volar

Una pelusa blanca es de lo más etéreo que existe en el mundo. Nace y crece hasta convertirse en esa bola blanca que vemos en la imagen,  dispuesta para volar en cuanto el viento sople con ganas. Su única misión es precisamente volar, que las semillas caigan lo más lejos posible de la planta madre. Son semillas diminutas, pero son vida nueva, con arquitecturas naturales que sorprende como todo lo natural. Bellezas en forma de pequeños paraguas dispuestos a volar en busca de nuevas tierras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario