5.11.13

El sol y las chicas se iban. Pero a distinta velocidad

Era la tarde que caía. Dos jóvenes practicaban en el Ebro su deporte. No iba a suceder nada que no fuera el cambio de color en la luz. ¿Les parece poco?


La luz se movía pero las chicas iban más rápidas. Cuando se acabó el sol, ellas ya no estaban y el vacío llenaba el agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario