3.8.18

De Sangüesa al infierno. Y eso como poco

De Sangüesa al infierno, nos dice este grito de pared. Un grito ya desvirtuado pues algún tonto, de esos que hay muchos, se ha dedicado a pintarrajear encima de lo pintado (aunque tras el retoque casi no se nota mucho). Ni entre ellos se tienen respeto. 

Los gritos de calle como este de Sangüesa son gritos de vecinos, de amigos de la zona, son expresiones de Art Street básico en muchos casos, pero que son una instantánea que algo sí quiere decir. Es parte de nuestro idioma del siglo, venido de lejos es cierto, pero parte de nuestro idioma actual.

Nota.: La imagen es de Luis iribarren, colaborador de miradas

No hay comentarios:

Publicar un comentario