Un Calvario en disputa entre las iglesias catalana y aragonesa


Este Calvario ¿anónimo? de finales del siglo XV pintado al temple y óleo sobre tabla nos muestra a Jesucristo junto a la Virgen María y San Juan Evangelista con una ciudad amurallada al fondo dentro de un paisaje muy bien ejecutado para la época. Un cuadro del gótico hispano con  
grandes detalles en las zonas de paisaje y en la expresividad de los personajes. Posiblemente sea del Hospital de Barbastro de San Julián Mártir y Santa Lucía y se encuentra en el Museo de Huesca.

Esta obra fue subastada en Madrid en el año 2009 por 9.500 euros y adquirida por el Ministerio de Cultura a petición de la Generalitat y la Diputación General de Aragón, pero se cedió al Museo de Huesca. 

En esa subasta se databa la obra como Calvario del retablo de Sant Just y Pastor de Son, pintado por Pere Espallargues según las versiones de Cataluña o como una obra del Maestro de Viella (supuestamente Franci Joan Bachet o Bartolomé García), procedente de Barbastro según las opiniones de Aragón basándose ambas en distintos expertos.

No es fácil comprender los litigios de las diferentes iglesias catalanas y aragonesas con sus obras de Arte, en muchos casos sacadas de iglesias aragonesas pobres a través de compras a veces engañosas, o a veces de litigios en guerras donde eran simplemente robadas. El Arte conservado durante siglos por la religión debe pertenecer a las sociedades civiles, pues para ellos se creó y además pagadas las obras en casi todos los casos con dinero proveniente de donaciones civiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario