22.5.22

Mujer entrando en caminos nuevos


Es posible que los caminos se abran al mirarlos, pero seguro que se abren a penetrarlos con nuestros pasos. 

Que sea nuestra vista, posados sobre ellos, los que en realidad nos los abra a los ojos. 

Elegimos, no sabemos bien por qué, pero elegimos bien. 

Un camino tomado siempre es el mejor camino entre ese y el que no hemos querido tomar. 

El camino olvidado nunca sabremos hacia dónde nos podría llevar.

Pero tal vez nos durmiera en mayor sueño de injustos.

Nunca sabremos a dónde iban los caminos que no quisimos tomar.

21.5.22

Los brochazos en el Arte Contemporáneo


Dominar el brochazo en pintura es una manera de dominar la mirada, la mano y el cerebro. Es conseguir que lo que vemos lo podemos transmitir con golpes de mano. Y a partir de allí, si nos entrenamos y tenemos una mirada un tanto especial, podemos ampliar nuestra pincelada, y con ello lograr efectos que nos van a sorprender por la esquematización de lo conseguido.

Es como si pudiéramos ampliar a un X20 ó X50 unas pinceladas habituales y normales, que se muestran casi desproporcionadas, cuando el artista simplemente las imagina con la mayor naturalidad.

Tiene sus técnicas, sus efectos visuales que en algunos aspectos se asemejan al puntillismo antiguo pero jugando a deformar las manchas de color, y a jugar con los detalles en aquellas partes en las que sin ellos nada tendría sentido, como en los retratos son los ojos, la boca y la nariz.


La información es poder, aunque no exista


— ¿Qué vemos? 

—No te lo diré

Es un bello grabado numerado de un artista francés de nombre (creo) Philippe Géland. Una viñeta que nos plantea las clásicas dudas del valor de la información, aunque esta no exista. El Arte está entre otras cosas para preguntarnos y mostrar nuestras debilidades absurdas.