13.4.24

Goya en el subsuelo de Zaragoza


En los subsuelos de la ciudad de Zaragoza se puede encontrar a Goya repintado, encoscado, mostrando sus grafismos para que sepamos bien en qué ciudad estamos.

No es sencillo encontrarse estos murales, aquí vemos solo una parte de ellos. Están en la Estación Goya de trenes. Pero es una estación sobre todo para cercanías o trenes de media distancia.

Francisco de Goya en Zaragoza es mucho más que un recuerdo, es sobre todo un icono de Arte que llena muchas zonas de la ciudad. Y en pocos meses de espera, todavía será más, cuando se abra ya remodelado el Museo de Zaragoza, que junto al Museo Goya, dará más visibilidad al genio de Goya.

Thomas Devaux, fotógrafo que crea pinturas


Thomas Devaux
es un fotógrafo francés que crea pinturas impresas en alta calidad a base de fotografías comunes muy tratadas en su laboratorio digital. 

Crea pintura sin pintura, crea Arte Fotográfico como si buscara crear obras pintadas.

O lo que sería muy similar, utiliza la fotografía como herramienta para crear cuadros pictóricos.

Elena Lapeña Aznar y su "Díptico Naranja"


La artista zaragozana Elena Lapeña Aznar nos muestra dos obras para la XXIX Exposición de Arte Contemporánea para Aspanoa, que se complementan y que ella llama "Díptico Naranja", realizadas con técnicas mixtas sobre tela. 

Hay obras de Arte que a cada uno nos atrapan por diversos motivos, casi nunca fácilmente explicables. Estas dos obras son sencillas en su trazo pero contundentes en su color y en sus formas y volúmenes. 

La mezcla de pintura aguada con formas mucho más expresivas le confieren un cuerpo muy interesante que ayuda a que te atrape y te retenga más de lo habitual.

12.4.24

Un Fernando VII de Goya, poco conocido


Un retrato del rey Fernando VII pintado por Francisco de Goya, y que le encargó el Ayuntamiento de Talavera de la Reina (Toledo) para sus dependencias hace más de 200 años al pintor y que había desaparecido durante el inicio de la Guerra de la Independencia nada más ser pintado y en su traslado a Talavera, ha aparecido de manera bastante sorprendente en la Comunidad de Madrid, en manos de un propietario particular.

Tras 15 años de búsqueda, el abogado y tasador de arte Javier Gallego ha dado con el paradero del cuadro, de unas proporciones de 69 centímetros de altura. El Rey Fernando VII aparece cuando tenía 23 años, uniformado con la banda de Carlos III, varias insignias y el Toisón de Oro.

Una obra de Goya que pasa de mano en mano hasta reaparecer en lo que parece más una historia increíble y de ficción que algo real. Robada por los franceses como saqueo de guerra y que es devuelta o recuperada en 1813, para que el propio Fernando VII se la regale al Duque de Wellington, a Inglaterra, para venderla años después hasta que finalmente vuelve con los años y ya en el siglo XXI a manos españolas de un particular.


Mujeres de Afganistán sin derechos, por Beata Praska


Hablar de la situación de la mujer en Afganistán en el siglo XXI en estas décadas absurdas y consentidas por el mundo, es ponernos a todos los vergüenzas dentro de nuestros corazones.

¿Por qué esas mujeres no tienen ningún derecho? 

¿No somos todos, responsables de eso?

Esta fotografía es de la artista Beata Praska, una profesional de la imagen y sobre todo el retrato, afincada en Madrid, que nos muestra en Zaragoza esta imagen titulada "Los tobillos cautivos" dentro de una exposición titulada "29 Miradas de la mujer en Afganistán".

En esta fotografía se nos recuerda que las mujeres en Afganistán no pueden mostrar sus tobillos, y que aunque lo hagan para no saltarse sus costumbres y órdenes de sus culturas y maridos, en realidad llevan una tobillera, una pulsera de plata para ser esclavas de esas costumbres, para estar simplemente atadas.

El zaragozano CAYO y sus huesos de muerto


El artista urbano zaragozano, que también trabaja el acrílico sobre otros soportes diferentes al muro y la pared, al que conocemos como CAYO o como David Sanz, nos presenta esta obra titulada "INRI, El Señor del Hueso", realizado en el año 2023 y de alguna manera similar a otra obra suya que se podría ver en las calles zaragozanas.

Calaveras y color, negros y blancos, modernidad urbana, ciertos toques mexicanos de Arte Urbano, y sobre todo un grito al cambio social, a la humanidad, a poner color positivo a la vida.

Universalismo constructivo, de Joaquín Torres García


Del conocido artista uruguayo Joaquín Torres García, una obra al óleo sobre tela del año 1933, titulada "Constructivo en Blanco y Negro TBA". Una clásica obra sin color alejado del blanco y el negro, del "Universalismo constructivo" una corriente pictórica sobre todo, creada por el mismo artista.

La obra pertenece a la Fundación Telefónica.

11.4.24

Expresionismo abstracto de Jesús Guerrero



Hoy voy a dejar una obra de un gran profesional del Diseño Gráfico, y pintor de explosiones de color, entre otras temáticas. 

Como pintor su nombre creo que no ha pasado a la historia, aunque su nombre sea igual al de otros artistas más conocidos. 

Esta es una obra de Jesús Guerrero del año 1993.

Esta obra la conozco muy bien, incluso la utilizo para probar objetivos fotográficos, por poner un detalle, pues su función principal es agradar algunos días propios.

Es sin duda una obra explosiva. Un cuadro abstracto, un expresionismo abstracto que me recuerda a su forma de ser, contundente con las calidades de sus trabajos, en donde buscaba posiblemente lo que nadie era capaz de ver. 

Un gran hombre, sin ninguna duda, muy exigente pero muy cercano, que me hizo este regalo espléndido. Por donde esté viéndome, que sepa que lo sigo admirando.

10.4.24

Arte con Inteligencia Artificial. ¿Es del todo artificial?


Con el uso de la Inteligencia Artificial en el Arte tengo serias dudas. Podría ir a lo fácil, y decir que lo aborrezco y que Crear con IA no es Crear, sino copiar, a lo sumo decirle a una máquina que me haga lo que yo no sé hacer.

Pero en realidad la fotografía es muy similar a eso. Utilizamos una máquina para coger lo que nos gusta de lo que vemos. Pero somos nosotros los que le decimos a la máquina fotográfica qué queremos que haga, que retenga, que nos lo traslada en un fotograma.

Todo el mundo puede fotografiar lo que hacen los grandes fotógrafos como Sandra Platas por poner un ejemplo. Pero el valor de su obra no lo tiene ni la cámara ni sus artilugios, sino sus decisiones con esas máquinas.

Con la misma Canon alguien puede hacer algo muy mediocre y otras personas con sus miraras y formas de ordenar a la máquina que dispara con unos baremos determinados, puede crear maravillas.

Es verdad que la IA nos facilita mucho las cosas. Pero cuando pasamos de revelar en casa los negativos y a positivar con la ampliadora, a simplemente tener imágenes digitales en el instante, también se nos facilitaron mucho las cosas. 

Hoy hay millones, miles de millones de personas capaces de hacer fotografías con lo que llevan dentro de su bolsillo. Pero no por eso la buena fotografía ha perdido calidad aunque en su conjunto, estadísticamente y si sumamos todas, lo haya perdido.

La imagen que vemos es IA, una imagen ordenada a un programa con unas normas y unas órdenes muy concretas. Una persona con un gusto artístico determinado le ordenó hace "algo". Y tras eso, se encuadró y se retocó en un programa informático para realzar algunas partes de color y para potenciar algunos detalles.

Utilizar las herramientas que existen no es Artificial. Hace no tantos año para ir de San Esteban de Gormaz a Soto de San Esteban, me llevaban en un carro con mulos. Ahora y desde hace décadas, ya me llevan en taxi. ¿Es eso artificial?

8.4.24

Mural en Villa de Vallecas, Madrid


Sigamos brevemente con el Arte Urbano, el Arte de calle, de artistas que colocan sus obras en muchos casos muralistas, en edificios y barrios de numerosas ciudades del mundo. Es el Nuevo Arte Contemporáneo.

Este edificio es del barrio madrileño de Villa de Vallecas, da a una Hogar de Personas mayores a las que les alegra el jardín y sus reuniones para jugar o para charlar. Color y formas, y poco más pues para el Arte Urbano no es necesario mucho más que deseos de crear para agradar.

7.4.24

Santiago Matamoros de Francisco Rizzi


La imaginaría religiosa del catolicismo jugó durante excesivas décadas con su Santiago matamoros, con esa figura militar que parecía agradar a los religioso como si la religión no fuera una filosofía de paz y concordia, y tras alzarlo a los altares vestido de militar lo llenó de batallas con cabezas de moros arrancadas.

Esta obra que vemos arriba es un Santiago Matamoros de Francisco Rizzi, de finales de la primera mitad del siglo XVII ,y es el Retablo Mayor de la Iglesia de Santiago en Madrid. 

Si nos fijamos en el detalle inferior, podemos ver a un hombre con la cabeza abierta y chorreando sangre. Y está dentro de una iglesia católica. ¡¡Uff!!

Francisco Rizzi fue un pintor español, hijo de un pintor italiano. Pero nacido en Madrid en donde se dedicó con ayuda de la Corte Real a pintar numerosos altares religiosos, muchas veces desde un punto bastante teatral.

Le Corbusier en tapiz, por la Real Fábrica de Tapices de España


También los tapices son obras de arte, y no se acabaron con Goya sino que la Real Fábrica de Tapices de España, con sus 300 años de historia, sigue trabajando muy actualizada.

Este que vemos es un trabajo suyo del año 2005, una composición según un modelo de Le Corbusier, realizado en lana con una calidad de 50 hilos por decímetro. No es grande, tiene una altura de 44 centímetros, pero es una obra de arte en tapiz. 

Desde 1721 lleva la Real Fábrica de Tapices de España trabajando, creando nuevas obras y sobre todo restaurando tapices históricos. El edificio se puede visitar en Madrid en donde se pueden contemplar muchas obras de Goya en tapices.

Salvador Dalí y un Don Quijote en obra gráfica


La obra gráfica no es solo una manera de abaratar el Arte o de hacerlo más accesible para más personas al multiplicar la obra con el número de ejemplares. Es también una forma particular de crear. Toda la obra gráfica de Francisco de Goya y sus grabados es un buen ejemplo, pero en Europa hay muchos más de gran calidad.

Luego y en el siglo XX vino la mercantilización del Arte y el abuso de la Oba Gráfica por parte de artistas muy conocidos, que a veces aunque sus obras venían firmadas, eran creadas por excesivas manos simplemente para obtener beneficios, y no siempre para los autores.

Es el caso más conocidos de autores como Picasso, Dalí o Miró, que tuvieron un crecimiento muy importante en su obra gráfica que en algunos casos ha servido posteriormente para ser falsificada con mayor facilidad.

Esta obra que vemos arriba es un Don Quijote de Salvador Dalí del año 1981 de 75 centímetros de anchura.


6.4.24

Juanjo Guarnido y un Fauno de joven artista


Del dibujante granadino Juanjo Guarnido, un "Fauno" de sus tiempos de Universidad, en sus inicios del dibujo, antes de que se convirtiera en el dibujante tan reconocido en ilustración de todo tipo.

Dibujante de series de dibujos por medio mundo, incluido Disney, ilustrados y dibujante de cómic, es un artista de gran oficio.

2.4.24

Picasso, que muy pronto censurarán. Daros prisa


Esta que vemos aquí (de momento) es una obra de Pablo Picasso, titulada "Odalisca con las piernas cruzadas", realizada en el año 1970 en un grabado al aguafuerte sobre cobre del que luego hizo sucesivas impresiones.

Como es lógico, hay que darse prisa en ver esta imagen, este dibujo de Picasso sobre cobre, antes de que nos la censuren en las Redes Sociales. Podemos ver muertos, sangre, violencias, pero mostrar una teta de Picasso es pecado y está prohibido aunque parezca una espiral. 

Bueno, eso y el ojete, que posiblemente sea una de las mayores barbaridades que se pueden permitir en estos tiempos de censura.

Si Picasso levantara la cabeza se troncharía de la risa, pero ahora ver sus obras está prohibido no vayan a convertir a los niños, que por cierto ven las tetas en otros lugares y son más reales, nunca son en espiral.

1.4.24

A través de la piel de la artista zaragozana Asun Valet


Esta obra se titula "A través de la piel" y es de la artista zaragozana Asun Valet realizado en el año 2023 en acrílico con pigmentos de hierro y bolígrafo sobre papel washi. Una suave explosión de trazos y color, que dibuja su mundo imaginario, a veces con la intuición personal que le lleva a descubrir posibles (o imposibles) mundos alejados de los habituales.