16.7.24

El papel de las ilustraciones en las obras literarias


Esta es una sección de uno de los dibujos de Rosario de Velasco para el libro de María Teresa León "Cuentos para soñar". Parecen dibujos actualizados de la impronta que puso Goya en sus grabados.

La ilustración es un paso imprescindible en la literatura para ayudar en una dirección al lector al que se le entrega ya una parte imaginada de antemano, sobre todo de los personajes o los paisajes.

Todos nos imaginamos a un Alonso Quijano en El Quijote de una manera muy similar. Es verdad que Cervantes lo dibuja muy bien desde el inicio, pero en sus palabras cabrían diversas interpretaciones. Pero las ilustraciones posteriores nos han dibujado ya a un personaje muy claro y que muy pocas ocasiones se ha salido de esos dibujos primeros.

Sabemos por Cervantes que tiene que ser un hombre muy delgado, mayor, pero no dice nada sobre si llevaba barba o no, aunque todos nos lo imaginamos on una barba larga. Enjuto sí, pero… ¿muy alto?

Las ilustraciones ayudan a la lectura y nos dirigen ligeramente. Esa comunión entre escritor e ilustrados es fundamental para que nadie se meta en el campo del otro. Hay que dejar señales, pero no explicar todo.

Visita de la reina María Amalia de Sajonia al Arco del Triunfo de Benevento


Esta obra que en realidad es un paisaje arquitectónico y de grandes paisajes, nos lleva a la antigua ciudad romana de Benevento en donde vemos el Arco de Trajano.

Este cuadro de 131 centímetros de anchura, fue pintado hacia 1759 por Antonio Joli (Antonio Francesco Lodovico Joli), pintor modenés de escenografías de teatro, que trabajó para crear escenarios y fondos para los teatros de Venecia, Madrid y Londres y que realizó numerosas vistas para coleccionistas particulares siguiendo los modelos y el estilo de Giovanni Paolo Panini, Gaspar Vanvitelli y Giovanni Antonio Canal, el Canaletto.

La tituló "Visita de la reina María Amalia de Sajonia al Arco del Triunfo de Benevento" y se encuentra en el Museo del Prado de Madrid.

El artista a modo casi de catálogo de monumentos incluyó en el cuadro todos los elementos arquitectónicos e históricos de la ciudad, colocados como si fueran una estampa o una escena teatral, con el Arco de Trajano, los restos del Teatro Romano y una serie de personajes incluido un guía de turismo que explica el paisaje a un grupo de personas encabezadas por la reina María Amalia de Saboya con parte de su corte y amigos.

He puesto en primer lugar un detalle de la obra para ver mejor la manera en que el pintor trabaja los personajes casi como si fuera una fotografía instantánea del momento.