31.3.13

Hablaba por su boca como si no pudiera callarse

Gritaba para asustar, mientras que con sus flechas y rayas de punta intentaba pinchar a los que se le acercaban. Sus enormes ojos conjuntaban muy bien con su cadena de oro y esta perfectamente con su gorra americana comprada en la plaza del pueblo. 

 Creo que eructaba signos de interrogación, cruces y flechas de variado color, rayas y truenas, que cobraban vida en cuanto alcanzaban el aire de la calle. Nunca signos de admiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario