13.2.13

Agua torcida por culpa de un aire más fuerte

Pensé enseguida que aquella agua torcida tenía un sentido mayor que el del aire potente que lograba cambiar su dirección. Al caer ella sola era incapaz de caer recta, se doblaba presa del nervio de un aire fuerte que la empujaba hacia fuera.  El aire era más potente que el agua y aquello me sorprendió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario