13.2.13

Lo importante nunca es el camino, sino la meta

Si hubiera sido pequeño de estatura no se me hubiera visto entre tanta hierba alta que rodeaba aquel camino. Pero mi altura me delataba y sobresalí desde el camino buscando la salida, intentando simplemente salir de allí para buscar una dirección recta, un lugar en donde no tuviera que estar tan pendiente del camino y más de la meta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario