3.9.12

Escultura de María Magdalena de Pedro de Mena



Es normal ver a María Magdalena vestida con túnicas de la época, con ropajes parecidos al de todos los santos y vírgenes que acostumbramos a ver en las pinturas o esculturas de época. Pero no todas las representaciones de María Magdalena son así.

En algunas obras se pueden ver sus encantos, enseñando unos bellos pechos. Y en otros figura María Magdalena con unas ropas pobres, de mujeres de calle.
Esta escultura que mostramos del genial escultor granadino Pedro de Mena y Medrano, del año 1664 representa a una María Magdalena con un traje de hojas de palmera tejidas y atadas con una soga, símbolo de sus años de penitencia en el desierto.

Es una figura de gran impresión por su mirada y sus gestos, con una mano sujetando el pecho que ayuda a que le vista se vaya al crucifijo al contemplar la escultura.

Esta obra es del Museo del Prado pero está en depósito en el Museo Nacional de la Escultura de Valladolid.
Santa María Magdalena es todo un misterio que se ha elevado con distintas teorías al santuario católico. Se dice que fue prostituta. Otros en cambio hablar que fue una mujer salvada de lapidación por Jesucristo.

Los hay que hablar de sus grandes pecados fruto de hasta siete demonios que tenía dentro de su cuerpo y que Jesús consiguió expulsar. Incluso otros hablar que en realidad era la esposa de Jesús o al menos su compañera íntima. O los hay que incluso van más allá e indican que apóstol Juan pudiera ser María Magdalena y autora del cuarto Evangelio, el de Juan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario