16.5.15

Tras más de 1.000 intentos volvieron a pagar a escote

Se lo tenían ganado, si tras más de mil intentos no lo lograban hubiera sido un fracaso rotundo. Al fin pudieron tomar otra vez un bocadillo juntos, aunque fuera de morcilla, pero les permitió tomarse la mano, mirarse a los ojos y pagar a escote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario