5.7.15

Art Street mareante por culpa de un gato que se asoma

En la propia basura plana de una pared ya ajada por los tiempos, uno se puede encontrar sorpresas como la de esta gato recortado por alguien para asomarse en el caos. No contentos con su mirada felina alguien se ha dedicado a escribir sobre su cara como si una parte del todo fuera fuera también individual. La teoría de los cristales rotos que incluye al gato mezclado entre todo. Incluso el espacio de las cuatro baldosas que faltan se ha empleado para firmar, como parte separada del lienzo total. Art Street mareante ¿no?

Nota.: La imagen es del fotógrafo Miguel Puente

No hay comentarios:

Publicar un comentario