La salida podría estar a sólo dos pasos de distancia

Si te da algo de miedo, sal. pero igual hay que vencer el miedo y mantenerse a la expectativa. 

Incluso aunque todo esté roto, siempre nos quedará la luz que nos viene por detrás para iluminarnos el camino. 

A veces incluso la vemos de frente, y simplemente tenemos que atravesar la pared para encontrarnos con ella. 

Nuestro atrevimiento es sólo ese, atrevernos a dar dos pasos para encontrarnos con la nueva salida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario