19.11.19

Los Bichos de la calle San Agustín de Zaragoza

Maravillosos bichos para ocasiones americanas de celebrar el Día de Difuntos. Muertos de casa, de salón comedor, de mesa puesta y servida, de aperitivos rojos y caldosos. 

No te encuentro, Muerte, porque estás encajonada y me pones mala cara. Así no, chata, así seguirás lejos y no te quiero ni buscar ni mucho menos encontrar. ¡¡Cámbiame de cara!! hostias. Y no me vengas de tres en tres, que solo será capaz de aguantar una.

Chikita y sus doble mirada de la Vida y la Muerte

En el Centro de Historias de Zaragoza podemos ver en estas semanas la obras de cuatro artistas de nuestra ciudad que exponen sus trabajos dentro de un colectiva que llaman "Vida o Muerte" y donde nos muestran sus miradas de arte urbano, tatuajes y detalles de arquitectura innovadora. 

Esta obra es de unos de ellos: "Chikita" que con esta obra doble me atrapó al unir de una forma tan sutil la vida y la muerte siendo casi ambas igual de bellas. 

Cuidado con pensar como yo o como Chikita, que con la muerte no se juega. Si acaso en pintura.

18.11.19

Se descorre la cortina. Federico García Lorca

Del libro Impresiones y Paisajes de Federico García Lorca, su primer libro publicado con muy poco éxito por cierto, os dejo un texto de su inicio, para detectar en sus primeras palabras su espíritu poético que también traslada a este libro de prosa, un libro de viajes por la Castilla Vieja, León y Galicia. Escrito entre 1916 y 1917, se publicó un año más tarde.

15.11.19

Arte Prehistórico en un niño artista… hasta que le enseñan a no serlo

Este es un dibujo de un niño de poco más de dos años y medio y al que podríamos llamar Yuriel por ponerle un nombre. Una maravillosa edad para desarrollar sus instintos artísticos y dejarse llevar por construir lo que ve según él lo ve a su edad y dejando que sus manos hagan el resto. Algunos artistas muy conocidos supieron quedarse en estas fases del arte, pero admitimos que es muy complicado lograrlo. Nos enseñan a olvidarnos de lo que hemos aprendido en la niñez. Nadie quiere que seamos personas de 1,80 con la mentalidad artística de un niño de cuatro años.  Excepto si eres Miró, Dalí o Picasso, por poner ejemplos españoles y fáciles.

A esta edad se puede dibujar lo que se quiera, otra cosa es que se entienda con nuestra mentalidad de adulto, ya modificada, lo que realmente nos intenta mostrar el niño, lo que él construye con la suma de sus manos más su forma de ver las cosas.

No voy a realizar trampas, estos dibujos de arriba están hechos a la vez, en la misma sesión sobre pizarra y con clarión, pero no están así de distribuidos. Aquí ya ha intervenido la mano del corrector digital, para joder el dibujo original del niño.

Yo mismo he readaptado lo que el niño ha planteado… hacia mis propios espacios lógicos. Creyendo incluso que también son los vuestros. En la imagen de abajo podemos ver la distribución de los mismos elementos tal y como los dibujó realmente el niño.

Vemos en los dibujos a una persona, a un globo, posiblemente unas piedras a la izquierda y una figura que he querido mantener sin saber bien qué nos quería decir el niño con ella. Pero el motivo de este pequeño ejercicio es ver de qué manera ya somos capaces desde muy pequeños de esquematizar los elementos que observamos hacia figuras muy simples, minimalistas, ahorrando detalles que no nos sirven para comprender nada.

Es como si estuviéramos viendo un Arte Prehistórico, donde lo importante no son los detalles sino la transmisión de un mensaje, de “un algo” de una forma de escribir con rayas y formas. Y lo seguimos viendo en la vida común. El símbolo de la fuerza del Cristianismo son dos rayas. Del judaísmo dos triángulos mezclados, del islam figuras simples del firmamento.

La pregunta sería: ¿Crecemos cuando añadimos detalles a los símbolos, a las representaciones, o las estamos complicando para poderlas manipular? ¿Con cuántas mínimas palabras, gestos o símbolos podemos explicar la belleza, el amor, el humanismo, etc.? 


¿Necesitamos una gran obra de Velázquez con todos sus detalles para explicar la violencia de una guerra o nos sirven las simples formas de un Picasso o un Miró?


La defensa de los Derechos Humanos, en una escultura en Murcia

En el centro de la ciudad de Murcia está instalada una escultura del artista murciano Mariano González Beltrán que simboliza la defensa de Los Derechos Humanos a través de un grupo de diversas personas comunes unidas y en corro, observando a quien pasa por la plaza. En la imagen podemos ver una pequeña sección de la escultura.

Es un círculo de vida pues podemos ver desde un niño a una mujer embarazada, desde unos ancianos a adultos reflexionando mientras todos ellos están unidos por sus brazos y manos. 
Una copia de esta escultura la donó el propio Gobierno de Murcia a la ciudad de Estrasburgo para ser montada en los jardines exteriores del Palacio de los Derechos Humanos.



El Casino de Murcia y su Salón de Baile

España está llena de pequeños espacios maravillosos donde el arte complementa lo que ya de por sí es espléndido. Una sorpresa para quien no lo conozca es el Casino de Murcia, y aunque todo él es una maravilla construida para hacerte viajar con las sensaciones voy a referirme más en concreto al Salón de Bailes, lugar donde hace un par de décadas sonaba al entrar un vals que te obligaba a ponerte a bailar y que ahora, ya reconstruido representa un espacio imprescindible en cualquier visita a Murcia.

El Salón de Baile impacta al entrar a poco que levantes la mirada hacia el techo y veas pintado en lienzos luego pegados al techo unas maravillosas obras que acompañan al recinto para lo que fue construido el enorme salón. 

Pintados en el año 1876, refleja escenas musicales en sus 180 metros cuadrados, pintados entre Manuel Picolo López las escenas de músicos, y a Manuel Sanmiguel las partes donde se pueden ver a murcianos famosos.

14.11.19

Un simple dibujo pintura de Yayoi Kusama ¿Un simple dibujo?

Hoy mismo he publicado una obra de Yayoi Kusama, la artista japonesa multidisciplinar que pinta, esculpe, dibuja o realiza performance y recrea sueños o instalaciones envolventes para crear mundo nuevos.

Ahora os dejo simplemente un dibujo, que parece efectivamente un simple dibujo ante la figura tan compleja y llena de arte como es Yayoi Kusama. Pero precisamente por eso traigo esta obra, para demostrar que el dibujo no es nunca algo siempre, no es siempre un inicio, un boceto, sino que muchas veces puede ser una obra completa y llena.

Poesía, literatura en la calle del Madrid de 2011

«Hanse de casar las fábulas mentirosas con el entendimiento de los que las leyeren, escribiéndose de suerte que, facilitando los imposibles, allanando las grandezas, suspendiendo los ánimos, admiren, suspendan, alborozan y entretengan de modo que anden a un mismo paso la admiración y la alegría juntas, y todas estas cosas no podrá hacer el que huyera de la verisimilitud y de la imitación, en quien consiste la perfección de lo que se escribe. No he visto ningún libro de caballerías que haga un cuerpo de fábula entero con todos sus miembros, de manera que el medio corresponda al principio, y el fin al principio y al medio, sino que los componen con tantos miembros, que más parece que llevan intención a formar una quimera o un monstruo, que a hacer una figura proporcionada»

Yayoi Kusama y su mundo interior de sueños

La artista japonesa Yayoi Kusama ha creado obras utilizando muchos métodos de trabajo, desde escultura a pintura, desde literatura a performance o diseño. Es claramente una creadora que trabaja las repeticiones, los patrones y texturas repetitivas, creando a veces como pequeñas obras teatrales en secuencias de una mezcla de Arte Pop y surrealismo abstracto, minimalismo o incluso expresionismo abstracto. Su mundo interior influido por problemas personales lo saca en sus obras, creando a veces mundo que parecen imposibles pero que en realidad son simples transformaciones de sus puntos de vista interiores, a veces surrealistas.

11.11.19

El surrealismo de Javier Ciria Escartivol

Javier Ciria Escartivol fue un pintor surrealista aragonés del siglo XX (nació en 1904) que también trabajó la escultura y que sobre todo creó mucho basándose en temas marinos desde muy diferentes miradas. Con 45 años se marchó a Barcelona donde acabó su carrera en el año 1991. Artista que presentó importantes exposiciones individuales y que aun sin estar en Aragón mantuvo estrechas relaciones con su tierra de origen y con los artistas aragoneses de su época.

Esta obra que vemos la tituló “Despertar, caminos de la pintura” y la realizó en el año 1933 al óleo, siendo propiedad del Museo de Zaragoza. Es un cuadro relativamente pequeño pues tiene un tamaño de 27 x 34 centímetros.

6.11.19

Última Cena de Jaume Blanquer en Palma de Mallorca

En la Catedral de Mallorca podemos contemplar en la zona central del primer cuerpo esta Última Cena en el retablo del Corpus Christi iniciado en el año 1626 por Jaume Blanquer y que fue uno de sus últimas obras antes de fallecer en 1636. Está enterrado detrás de este mismo retablo.