17.12.17

Una Catedral para soñar en el cielo negro

La Catedral del Mar es mucho más que una iglesia junto al mar. No son casi 700 años de piedras contemplando nuestra llegada para exigirnos que sintamos dentro algo que supera nuestro débil tamaño de humanos diminutos. Tampoco es un lugar que desde la época de los romanos nos espera para envolvernos en sus ritos de peleas o de sufrimientos, aunque siempre haya sido zona de esfuerzos, de peleas, de venganzas civiles.

Es sobre todo un edificio sobrenatural. Se erige sobre lo natural, lo habitual, lo normal. Es enorme, pero su oscuridad, su luz negra de noche, su ambiente de cielo negro, es único. Si vas a Barcelona, visita la Iglesia de Santa María del Mar. Seguro que crees que eres una poca cosa de nada, con independencia de la religión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario