17.5.09

Los mejores soportes para pintar al óleo o acrílico

La mayoría de las personas que se adentran en la pintura lo hacen sobre soportes de lienzo ya montado sobre bastidor de madera, telas no muy buenas pero baratas y con su imprimación ya colocada y por ello listas para ser usadas.

Es una buena opción. Pero hay otras.


En acrílico se utiliza cada vez más la madera conglomerada, de un grosor a partir de 5 mm, cortada al tamaño que nos interese en tiendas de carpintería o de madera para muebles. La ventaja es clara. 

Podemos disponer del tamaño que necesitemos, algo que no se puede hacer con los bastidores de lienzo montado. Dar una imprimación es muy sencillo y acertar con el producto también, pues en la misma tienda en donde se comprar las pinturas te ofrecerán diferentes soluciones. Incluso puedes explorar la posibilidad de empezar un cuadro no sobre fondo blanco sino con una base de imprimación en un color oscuro o diferente al blanco.

La pintura sobre madera conglomerada tiene la ventaja de que no será atacada por los insectos, pero el inconveniente de que sufre mucho con la humedad. Por eso es conveniente al cuadro terminado, darle una capa de pintura por los cantos y el fondo trasero, para que si le cae agua, no sufra el soporte.

Si te gusta el lienzo, aprende a crear tus propios bastidores para poder elegir tamaños y formas y para poder emplear telas de mejor calidad y de texturas distintas. Es complicado encontrar texturas gruesas en lienzos industriales y de encontrarlos son caros. 

No es nada complicado seguir buscando por Google la forma de prepararse los lienzos o los soportes de cartón o madera en casa o en el taller.

No hay comentarios:

Publicar un comentario