18.1.16

No es niebla. Es un escondite agrisado

Cuando se mezclan todos los conceptos, los colores y las formas, incluso las velocidades y los movimientos, casi nada es lo que creíamos que era. No es posible saber qué hay más allá, qué nos observa o a quien debemos mirar con los ojos más abiertos. De nada sirve observar, hay que dejarse impregnar de la situación y escuchar. A lo sumo, escuchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario