26.12.16

Caballo percherón libre y hermoso. O escultura viva

Entre las bellezas posibles de cualquier campo verde natural, está la de encontrarte con un caballo percherón. No es una escultura de barro, es real y se mueve.

Que no tiene lógica si se observa desde fuera, pero está por allí paseando y luciendo “palmito”. 

Grande, hermoso, sabedor de su belleza, disfruta de su campo y su hierba. Cosas de caballos libres solitarios que va creando esculturas según se nos mueve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario