27.7.17

El poder de los triángulos con sujeciones


Los triángulos siempre han sido los patitos feos de la geometría. Fáciles, moldeables, isósceles e incluso escalenos. No parecían servir para mucho contra la contundencia de los rectángulos o el poder grueso de los círculos. Pero con el tiempo se demostró que eran capaces de soportar incluso techos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario