25.12.17

Algunos agoreros le llaman a esto puro egoísmo

En Nochebuena nos habla el soldado por televisión. E incluso le escuchamos. Nos revisa y no pasa orden. Le observamos y nos lo podemos llegar a creer. El soldado emplea diez minutos en pasarnos revista. Todo bien. ¡Descansen! El soldado se calla y nosotros escribimos. Seguimos sin entender nada. Y nos creemos libres pues no tenemos que hacerle caso a nadie. Tampoco a los que lo necesitan como consuelo. Solo nos hacemos caso a nosotros mismos. Algunos agoreros le llaman a eso que al final hacemos…, puro egoísmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario