8.12.17

Dos obras sensuales y reales, pero básicas

En estos días he visto dos obras similares en sus conceptos que aparecían ante la opinión pública y por dos motivos bien diferentes. Por una parte una obra de Ignacio Fortún que expone en La Lonja de Zaragoza una excelente recopilación de su obra y donde se puede contemplar el cuadro “La puta embadurnada” del año 1984. Y por otro lado la obra Thérèse Dreaming del año 1938 del artista francés Balthus, que el Metropolitan de New York se ha negado retirar por las críticas de algunos neoyorquinos.

 Con independencia del momento social actual, de los grandes avances que la mujer está logrando con su esfuerzo sobre todo en el respeto a su libertad sexual, no debemos caer en el lado contrario, pues sin duda imágenes como estas pero del sexo masculino hay y seguirá habiendo en revistas o en anuncios. Querer tapar o esconder lo que era normal hace unos años, es una manera de censurar la realidad anterior, o tener miedo a recordar de dónde venimos, para haber llegado hasta aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario