22.5.13

Ante el peligro hay que enrollarse sobre sí mismo y esconderse dentro. O no

Ante el peligro hay que enrollarse sobre sí mismo y esconderse dentro. Eso pensó el bicho de la imagen y tras tocarle con un dedo de forma suave se encerró sobre sí mismo. Es una actitud a la defensiva, no osó picarme ni morderme, no lanzarse sobre mi y tras un salto meterse entre mi escote. Simplemente se enrolló y quiso pasar desapercibido, sabiendo que su cáscara es dura como la piedra.

Esperé unos minutos pero creo que él se dio cuenta que yo seguía allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario