31.8.13

Joan Miró en homenaje a Joan Prats


No siempre es fácil disfrutar de Joan Miró, ese artista infantil muy maduro, que supo trasmitir con pocos elementos que se repetían toda una seria de pequeñas imágenes, historias, mundos paralelos, que siempre sorprenden por sus juegos. Miró desea acabar con la pintura, asesinar el viejo arte y crear una nueva manera de trasmitir.

Esta obra es del año 1971 en homenaje a Joan Prats, y es una serigrafía sobre papel. Que nadie piense que Joan Miró ejecutaba sus obras de manera rápida, intuitiva. Era un gran estudioso de sus obras y a veces le llevaban años terminarlas, darles el sentido que él pretendía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario