7.1.16

A la muerte le brillan las miradas en amarillo

Creí por un momento que entre la niebla surgía la muerte acompañada de su conquista. Era una mañana de domingo y la luz era tan tenue que todo lo confundía. Pudieron ser también dos señoras disfrazadas de misa de domingo. Pero al verme, agacharon la mirada y se dirigieron más lentamente hacia la salida como queriendo que las adelantara. Sí que recuerdo que al final del camino, la de la derecha se volvió levemente hacia mí y sus ojos le brillaron espectacularmente entre la niebla que se las llevaba. Mucha luz para mí sólo, me respondió estremecido mi propio pensamiento.

Nota.: Fotografía de Miguel Puente Ajovín

No hay comentarios:

Publicar un comentario