25.7.17

Tantos, tantos, que apabullaban

Las bolas simulaban saltar atadas a su presente. Pero los protagonistas eran los hilos de colores.

Tantos, tantos, que apabullaban.

Deshilachados, aún parecían más, ocupando todo el espacio entre ellos, para que no se colara una mirada hasta el fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario