2.5.18

Catedral de Santa Cecilia de Albi y su Juicio Final

Uno de esos edificios que hay que ver al menos una vez en la vida es la Catedral de Santa Cecilia de Albi en Francia. Debajo del órgano de la catedral te encuentras una enorme pintura mural, que llegó a tener más de 200 metros cuadrados y hoy está cortada tras unas obras del siglo XVII que destrozaron la parte central, y que nos enseña el Juicio Final pintado al temple por unos artistas desconocidos de la escuela flamenca a finales del siglo XV.

Por si alguna vez te has creído que el infierno es un lugar de llamas eternas y de fuegos calientes, te equivocas. Además es un lugar de monstruos verdosos donde se está vomitando eternamente. Un sitio donde las serpientes te acompañan incluso cuando estás llorando. Terrible lugar donde te cuecen en ollas inmensas. No me extraña que en la Edad Media todos desearan ir al cielo.

En la imagen de abajo vemos el retablo completo, en una representación teórica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario