20.8.18

Arte religioso con mucho arte para convencer

La iconografía de la religión es abundante, y esto sucede en todas. Hay que bajar hasta el cuerpo del individuo para convencerle y nada como prestarle algo que le ofrezca seguridad personal para tenerlo sujeto ante las ideas de fidelidad. Esto es un escapulario de los que ya no se usan. Una imagen religiosa impresa y plastificada con mejor o peor técnica, que se llevaba colgando del cuello, por dentro o por fuera de la ropa, para sentirse acompañado y seguro. Incluso en las grandes familias existían escapularios con pequeñas reliquias que creían auténticas. No me dirán que esto no es ARTE. Arte del de creer, de de tener fé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario