31.5.13

La fuerza del agua depende de la unión de sus gotas. Pocas no son nada. Muchas son el todo

El agua es blandita, sedosa, adaptable y dulce. Pero también es dura, terrible, poderosa, rompedora y peligrosa. Como los humanos. No es lo mismo acariciarla entre los dedos y recibirla cara a cara que con fuerza, de sopetón, sin esperarla, unida en millones de gotas.

La fuerza del agua depende de la unión de sus gotas. Pocas no son nada. Muchas son el todo. ¿Le entenderemos alguna vez?

No hay comentarios:

Publicar un comentario