28.10.13

El extraño caso del bicho que no podía ser humano. Una pena, oiga


Parecemos animales salvajes, si, nosotros, los que nos creemos humanos. Pero si nos comparamos salimos ganando. Este bicho pillado erecto en Valencia no tiene quien le abrace, no puede ver los partidos de futbol por la tele, no es capaz de saborear un buen jamón. Incluso es casi seguro que no sabe discutir con sus vecinos ni puede poseer una hipoteca alta como señal de poder. Ya solo falta que le piquen esos granos que le salen por todo el cuerpo y no se pueda rascar. Pobre.

Y si, efectivamente, lo que está tumbado por los suelos, entre las piedras, es un lenguado. Esperando a la sartén entre piedras y agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario