13.10.13

Godoy tras ganar a los portugueses, pintado por Francisco de Goya


Este retrato de Manuel Godoy que le hizo Francisco de Goya con motivo de la Guerra de las Naranjas contra Portugal (1801) se conserva en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid.

Un cuadro de gran tamaño (267x180 cm) fue un encargo del propio Godoy que tras ganar a Portugal se vio como máximo exponente del poder indiscutible en aquellos años, tras un Rey Carlos IV algo flojo.

En el cuadro vemos a un Godoy relajado tras la batalla, arrogante y casi chulo, rodeado de soldados y caballos y con una bastón de mando tras las piernas que se interpreta como un símbolo fálico de un personaje que no tenía las simpatías de un Goya muy crítica con esta figura política de aquellos años. Se interpreta a un Godoy que sabedor ya de que manda sobre todos los españoles, se pasa a estos por el mismo lugar en el que él coloca su bastón de mando.

Godoy está mirando las banderas portuguesas recogidas tras la batalla, en posición de soldado cansado.

Esta guerra entre España y Portugal ocurrido entre mayo y julio de 1801 en la frontera hispano-portuguesa, y es recordada con ese nombre por el ramo de naranjas que Godoy envió a María Luisa al tomar la ciudad de Olivenza.

Las banderas que contempla Godoy a la izquierda fueron capturadas el 7 de julio de 1801. Godoy viste uniforme de Capitán General y aparece sentado, aunque levemente recostado, portando en su mano derecha una carta de papel posiblemente con el parte de la guerra. Gracias al triunfo en esta batalla, Godoy obtendrá meses después el cargo de Generalísimo de los Ejércitos; el personaje que aparece detrás podría ser su ayudante de campo, que puede ser el Conde de Zepa

No hay comentarios:

Publicar un comentario