2.11.18

Hablar con Dios es hablar con uno mismo

Hablar con Dios es una constante en el arte religioso. Tanto el antiguo como en el más moderno. Esta obra que se encuentra en el monasterio colegio de La Porciúncula en Palma, nos muestra precisamente esos momentos de éxtasis donde una persona cree hablar con alguien superior. Posiblemente esté hablando consigo mismo, lo cual no es poca cosa, más si se convence de que le escuchan desde el interior o desde el exterior. 

Todos necesitamos hablar y que nos escuchen y el ARTE siempre se ha hecho eco de esta necesidad. Desde el aspecto religioso o desde el arte más contemporáneo y/o más agnóstico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario