12.4.19

No está roto nada, aunque nos digan lo contrario

Aunque parezca roto todo tipo de diálogo, siempre queda un ápice de posibilidades de volver al encuentro, de retomar la fuerza, de sujetar los desvaríos. Y lo curioso es que ese hilo que sujeta las últimas posibilidades es el que más fuerza tiene. 

Te dirán que los brillos se los llevan las fuerzas ya rotas, y que parece inevitable que todos sucumbamos a lo fácil y lógico. Es mentira, no te fíes, siempre nos queda la esperanza de saber resolver los problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario