4.4.19

Tengamos pecados. Mezclados, eso sí

Tener un poco de todos ellos, de todas ellas, debe ser fabuloso. Mezclado sin agitar en su justa proporción. ¿Y cúal es la justa?

Un poco de cada: de la ira, la envidia, la soberbia, la lujuria, la gula, la codicia y la pereza. Con esa mezcla podemos ser más felices. Pero sin que ninguna se apodere de la otra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario