Gran Lona gris para Kassel; de Antoni Tàpies


Gran Lona gris para Kassel - 1964 - Antoni Tàpies

La obra de Antoni Tàpies "Grande toile pour Kassel" fue realizado para la Documenta III y presenta, a pesar de estar realizado en una sola pieza, una clara estructura de tríptico, dividido en tres secciones verticales con sutiles intervenciones horizontales.

La importancia de la zona central de la obra de Antoni Tàpies ha sido desplazado al exterior, hacia el rectángulo gris más oscuro y roto que parece caerse descompensado a la izquierda, dejando el centro sin su importancia, es decir, negando en su práctica abstracta uno de los principios estructurales de la estética occidental del contrapeso, enfatizando el vaciamiento, la ausencia y el silencio del arte oriental, tan apreciado por el maestro catalán. 

La superficie del enorme lienzo (son cuatro metros de anchura) se resuelve entre una matizada gama de grises neutros y la frágil estructura de madera y cuerdas que forman el relieve. La renuncia al color no debe entenderse en la línea de la opción reduccionista, sino más bien en el interior de una economía de la expresión: obviando el color.

De esta forma Antoni Tàpies consigue que el campo pictórico se enriquezca con la sutileza de levísimos contrastes de tono, de textura y de arquitectura en su composición total, renunciando al aspecto más inmediato  del color, construyendo un espacio de "sensibilidades" para el espectador que le obliga a tener que repensar toda la obra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario