En el Arte tiene que haber evolución y un camino similar que te identifique


La suma de obras de Arte similares forma un conjunto que amplía el valor de cada uno de sus elementos. Un conjunto, una serie similar es imprescindible para poner en valor tu marca. Si simplemente picoteas diversos modos, distintas temáticas, distintos modos de Arte, aunque seas muy bueno, no lograrás destacar pues se requiere una continuidad, una exploración, un trabajo de reflexión y de evolución. 

¿Hacia dónde nos lleva lo que estamos haciendo? 

¿Somos capaces de con la misma idea sacar distintos ejemplos de trabajo, distintos pero similares?

Cualquier trabajo artístico necesita una firma reconocible en sus modos, en sus temáticas, en sus formas de trabajar las ideas y los fondos. Todo debe poseer un pequeño conjunto que suponega una firma reconocible de trabajar y de evolucionar.

Eso no quiere decir que la propia evolución no te vaya llevando hacia caminos distintos, no te vaya transformando en alguien que va creando desde un principio, obras diferentes y que evolucionan, se mueven y te mueven como artista hacia otros derroteros, hacia otras formas de expresión. pero se tiene que ver el camino.

Si miramos el trabajo de Miró, Picasso, Goya o Banksy por poner unos ejemplos aleatorios, veremos que sus obras se identifican con las formas y con el tiempo. Van evolucionando, Goya por ejemplo no es igual en los cuadros religiosos que en la Pinturas Negras o en Tauromaquia. Pero se puede seguir su transformación en el tiempo. Sabemos que es él, simplemente a veces porque hace lo que esperamos que haga como es el caso de Banksy o de Manuel Millares o de Antoni Tapies.

Nota.: La obra que vemos arriba del año 1950 es del pintor inglés Tony Stubbing, que empezó a ser artista en España en los años 40 del siglo XX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario