10.9.13

El sacrificio de Vesta, posible nuevo cuadro de Goya


Se ha descubierto en la Universidad de Barcelona y por parte de científicos físicos tras aplicar en la obra radiación con terahercios (THz) (una técnica "no invasiva"), una firma hasta ahora inédita del cuadro “El sacrificio de Vesta” que se escondía bajo la pintura, un cuadro de 1771 y que se podría atribuir a partir de ahora a Goya tras detectar en el margen inferior derecho una firma muy parecida a las del pintor aragonés Francisco de Goya.

El trabajo, que publica la revista 'Optics Express', ha sido liderado por el catedrático de Física Fundamental del centro barcelonés, Javier Tejada, quien ha indicado que se trata de la primera vez que se utilizan los terahercios para ver una firma escondida en una obra pictórica.  Por ello, ha destacado el potencial de esta técnica para mostrar características no observables a simple vista y completar los datos observados hasta ahora con técnicas de rayos X o infrarrojos, lo que puede aportar nuevas evidencias de la autenticidad de las obras.


La imagen THz se forma tras unir imágenes de un milímetro cuadrado, y sus ondas llegan a diferentes capas de pintura, lo que proporcionan una representación tridimensional de la obra, incluso reflejándose de manera diferente según el tipo de pigmento y material. De este modo, los investigadores han hallado una marca de lápiz de carbón bajo una capa de barniz oscurecido por el tiempo y, aunque evitan confirmar si se trata de la firma de Goya, apuntan a que se parece lo suficiente como para reforzar la idea de que la obra es del pintor zaragozano.

En el caso de 'El sacrificio de Vesta', propiedad de la colección privada del mecenas artístico Félix Palacios, muestra a un sacerdote celebrando el ritual del fuego para invocar a Vesta, y se cree que fue pintada por Goya en 1771 durante su estancia en Italia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario