30.4.14

Las nuevas plazas del pueblo son los nuevos museos. O al revés

Los museos nunca más deben ser simples almacenes de “cosas bonitas” de “cosas que hay que guardar” o al menos y sobre todo no deben ser solo eso. El Museo Reina Sofía presenta 'Playgrounds. Reinventar la plaza' una exposición para reflexionar sobre la relación que las personas debemos tener con el arte, con el juego e incluso con la plaza pública, con la plaza del pueblo.

El Museo Reina Sofía es un ejemplo de lugar de paso, curiosamente es un gran edificio al que se puede llegar para visitar grandes exposiciones pero también para sentarse en su jardín como ya sucede en otros muchos. Un lugar “completo” donde podemos ir a tomar un café, ver unos cuadros, hablar, leer, ver una película, pasear, descansar, contemplar, inspirarse. Un sitio donde quedarse, donde beber ese aire de creación, de pensamiento, de pregunta constante. Una plaza común donde sentarse a seguir viviendo.

Hoy las calles de nuestras ciudades empiezan a tener color, formas y sensaciones al empuje de ciertas actuaciones artísticas efímeras pero eficaces. Es posible pasear y sentir más que antes. Hoy el museo se nos abre a la calle también, hoy se valora lo “bonito” de muchas otras formas que estando encerrado entre cuatro paredes de un viejo edificio.

Convirtamos el arte en un carnaval de color, de preguntas, de sensaciones. Aprendamos a tocar, a escuchar, a oler el arte. Aprendamos a crearlo, a sentirlo, a valorarlo en su justa medida, solo en su justa medida. Perdamos el miedo a tocarlo y a crearlo. Solo así sabremos valorar mucho más las maravillas creadas por nuestros antecesores y que nos pertenecen a todos los habitantes, también a los no nacidos.

El cuadro es de Picasso y titulado “Le Sauvetage” del año 1932.

No hay comentarios:

Publicar un comentario