12.9.15

Cuidado con el demonio, que sale a las 13 horas de la noche

No me importó mucho el reloj, ni la hora que marcaba, eso lo más mínimo en el momento. Me llamó la atención el bigotudo ser extraño que sujetaba sobre su cabeza el reloj blanco de la Catedral de Santiago de Compostela.

Esta torre alberga la mayor de las campanas de la Catedral de Santiago, conocida también como Berenguela. La original del año 1678 se rajó y fue sustituida por la actual, que pesa más de seis mil kilos y suena con un profundo “Do” cuando el reloj del siglo XIX, con su única aguja, marca las horas.

Dicen los viejos del lugar que si alguna medianoche toca no doce, sino trece campanadas, el demonio gozará de una hora mágica para andar suelto por Santiago en busca de almas perdidas o con ganas de marcha. Ojo pues.

No hay comentarios:

Publicar un comentario