3.8.18

Luis Fernández y su Cabeza de toro, inspirado en el dolor de la guerra

El artista español pero exiliado a Francia Luis Fernández pintó esta “Cabeza de toro muerto” en el año 1939, al óleo sobre papel que luego pegó sobre madera de tablex. Es como podemos ver una obra basada en el Guernica de su amigo Picasso por sus formas y gestos, pero también es una inspiración de algunas obras de Goya basada en sus grabados de Tauromaquia.

Sin duda dentro de su cubismo surrealista se inspira en el dolor de la Guerra Civil en España para trasmitir pena y derrota, sangre y personalidad hundida y muerta. Una cabeza cortada sobre lo que asemeja una plaza de arena circense, romana, cristiana, de lucha desigual, donde el toro siempre pierde. Una víctima fácil, que representa al pueblo español, que al final es el que acaba con la cabeza cortada tras sufrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario