19.10.18

Cristo yacente y extremadamente real de Juan Sánchez Barba

Este Cristo yacente, que podemos ver en el centro de Madrid dentro de la iglesia de Nuestra Señora del Carmen y de San Luis, es un ejemplo clarísimo del arte más duro y cruel de la religión católica, ducha en mostrar el sufrimiento de Jesús para crear dolor y pena entre sus fieles, durante siglos pasados pero no muy lejanos. 

Está atribuido al escultor madrileño Juan Sánchez Barba y hecho en el siglo XVII y os puedo asegurar que las partes que no se ven en la imagen todavía son más duras, como las rodillas o los pies.

3 comentarios:

  1. No es un arte cruel, es un arte realista y veraz que no es lo mismo. Y no se hizo para crear dolor, sino compasión. Estudie usted a Elena Gómez Moreno, Martín González y José Hernández Díaz, los clásicos de la historiografía de la escultura española.

    ResponderEliminar
  2. No es un arte cruel, es realista y veraz, que no es lo mismo, y no se hizo para crear dolor sino compasión, hay que estudiar a Elena Gómez Moreno, José Hernández Díaz, y Martín González, los clásicos de la historiografía de la escultura española.

    ResponderEliminar
  3. Sabe que en otros países con religión cristiana la forma de representar el sufrimiento de Jesús es muy distinto al nuestro. El realismo siempre tiene medidas, y España es de las culturas artísticas y religiosas que más ha profundizado en el dolor iconográfico en su religión.

    ResponderEliminar