Cristo Coronado de Espinas de la Semana Santa de Zaragoza


Este busto del Cristo Coronado de Espinas del año 1782 realizado por el escultor platero Pedro Fuertes fue mandado realizar el 9 de julio de 1780 por la Junta del Capítulo Eclesiástico de la Parroquia de San Felipe y Santiago de Zaragoza a propuesta del mecenas Baltasar de Garro para servir como estatua del Ecce Homo en la iglesia y que se pudiera montar en una peana para sacarlo en procesiones. 

El maestro platero Pedro Fuertes lo hizo sobre un modelo de Manuel Guiral y aprovechando un medio cuerpo de plata de Santa Indulta del siglo XVI. Este busto procesiona en la Semana Santa Zaragozana montado en una peana y portado por ocho personas de la Cofradía de la Coronación de Espinas. 

Representa a Cristo que, tras la coronación, acepta con serenidad el suplicio inclinando su cabeza. Entre las manos lleva la caña que le fue entregada a Jesús, junto con la corona de espinas impuesta en su cabeza, a modo de cetro para la burla y escarnio de los soldados romanos a la voz de ¡Salve Rey de los Judíos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario