¿Cuándo una obra de Arte está mal o está bien construida?

Esta viñeta refleja mucho más que un punto de vista humorístico de una realidad, es gran parte de la sustancia del Arte en general, de la creación de todo tipo de nuevos caminos. Se crea desde el sentimiento, la necesidad, las ganas, la formación. Por eso es muy complicado lograr criticar en positivo lo que se crea por otros, criticar para para que logren construir algo mejor, opinar para enseñar y formar en el mundo del Arte. La viñeta simplifica la realidad pues lo que vemos es un profesor y un alumno, y en esa relación sí cabe la rectificación, la opinión. Pero no de forma total, sino matizada.

NUNCA ESTÁ MAL una obra de Arte. Puede no ser comprendida, puede que no nos guste o no se logre representar lo que en apariencia se pretende. Es posible que no se dominen las técnicas básicas para lograr un objetivo suficiente. Pero no falla la idea, el proceso creativo en sí, sino las técnicas y habilidades para lograr unos objetivos válidos. 

Algo está bien o mal… no por lo que nos parezca, sino por creer que no se han alcanzado los procesos mínimos que pretendía el artista. 

Nunca estará bien o mal simplemente porque el espectador de la obra de Arte, de la empresa, de la relación o de cualquier tipo de creación humana, logre entenderla con facilidad o no sea entendida bajo ningún concepto

Que no seamos capaces de entender una obra no quiere decir que está mal, sino si acaso, que los que estamos mal somos nosotros como espectadores pues no sabemos descifran lo que nos dice. Siempre que las técnicas utilizadas lo han sido con una formación y cuidado el manos mínimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario