Un beso de Bridget Riley, para demostrar lo sencillo (o no) que es crear


Esta obra titulada "Beso" o "Kiss" en su idioma de creación es de la artista británica Bridget Riley, un guache en blanco y negro hecho en el año 1961 y que provocó el lanzamiento de su carrera como artista con una obra realmente muy sencilla pero a su vez efectiva. 

Es la clásica lucha entre la mancha y la luz, entre el blanco y el negro, entre la forma y el vacío. Esta obra "Kiss"  fue la primera de sus principales pinturas abstractas y puso a la artista en el camino artístico que le ha valido el reconocimiento internacional.

En su obra Bridget Riley continúa utilizando la geometría y en gran medida el blanco y negro o los colores primarios o secundarios, en un arte cinético, Op Art, que juega con los ojos y la mirada del espectador al que se lleva hacia sus terrenos interiores.



No hay comentarios:

Publicar un comentario